Sobre amor y sombras

Si las palabras bailan en nuestra piel,

Si el corazon se detiene en la pared,

El amor es solo sombra.

Hay que abrir los canales,

Se debe respirar de la cancion,

O solo hay sombras en el sol.

Vos y el sol son la luz,

Ambos dos, y sin mi,

Son amor y traicion.

Ya que sin luz no hay dolor,

Sin el sol no hay cancion,

Sin vos no hay amor.

Libro de hechizos: Invisibilidad

La invisibilidad solo necesita de dos cosas: el amor y la ausencia. Si una persona no es amada, no podra ser invisibile. Si a una persona no se le ausenta, tampoco. Solo cuando el amor rodee a lo que no esta, cuando sienta lo perdido, cuando deba presenciar lo que no tiene, solo ahi hay invisibilidad.

Hay que mantener al amor cuando la mirada traspase al otro como si no estuviese, hay que mantenerlo cuando la voz evita sus oidos, hay que seguir haciendolo cuando se pisotean sus lagrimas. No hay diferencia con la muerte. Este es el secreto.

Libro de hechizos: Amor

El amor es unico para cada uno: para algunos es el palpitar incontrolable del corazon, para otros es como una brisa que refresca. Hay quienes argumentan que es el cuerpo y hay quienes dicen que es el resonar de las almas. El amor es un enlace entre espejos, es saltar a lo desconocido que esconde otro ser. El amor es el corazon de la vida.

Para ser un mago de los corazones, hay que violar al amor: el salto es huida, el enlace prision. Se debe poder hacer confluir todas las miradas hacia un solo punto, los cuerpos deben moverse segun nuestra cancion. Nosotros marcamos el ritmo y destruimos al amor. Que el refugio sea cautiverio: ese es el secreto de este torcido amor.

Libro de hechizos: Nigromancia.

Es esencial sentir la perdida para alcanzar el saber. La nigromancia es la negacion del saber y tambien del ser. La nigromancia nace de la muerte negada, empieza con el amor ciego por la vida. La desesperacion que nos concede el ciclo vital y la incapacibilidad de aceptar que la vida termina con la muerte, que el ser que se fue no volvera. Los nigromantes no pueden dejar el pasado como tal, desconocen a los recuerdos y le quitan la humanidad a las personas. Perdida y negacion en un corazon confundido.

Peligroso es este camino, ya que lo que se busca recuperar volvera: volvera como una segunda muerte, seran las cenizas con forma de hombre. La locura es este camino, donde las sendas solo llevan a la desesperanza: cada hechizo se paga con el alma, cada exito acerca a la muerte al nigromante. Al final, del amor por la vida solo queda el deseo de muerte, consiguiendo eclipsar hasta la propia existencia, los deseos no alcanzados y los senderos trazados.

La nigromancia no tiene ningun secreto, ya que los niega a todos.

El precio.

Primero me agacho, justo a tiempo para esquivar una patada. Luego, salto para atras; caigo y ruedo. Me levanto y analizo la situacion: yo, arboles, persona corriendo hacia mi, persona apuntando un arco, persona que intento patearme. Primero, hago un giro de 180 grados, golpeo con el reves de mi puño a la persona que corre hacia mi y evito la flecha. Luego, giro hasta posicionarme en la espalda del enemigo y lo agarro por detras. Al escuchar el segundo flechazo, empujo a la persona, ya que si me quedo pegada, la flecha podria atravesar la carne y darme en algun punto importante. Mientras tanto, no encuentro a quien me pego la patada. Inspiro y guio al aire de mi nariz a los pulmones, de los pulmones a la sangre, de la sangre a mis puños. Suelto mi ataque hacia quien sostiene el arco, pero siento un dolor en un costado que me desestabiliza: mi ataque no llega al arquero, quien dispara otra flecha. Siento un primer aguijon en la juntura de mi brazo y mi hombro derecho, un segundo entre la cintura y la pierna izquiera, un tercero en la boca del estomago. Caigo al piso y veo mi sangre. Oscuridad.

Me despierta el dolor: mi mano derecha ha sido cortada. La agonia detiene el tiempo, por lo que no se cuanto tiempo pasa hasta que cortan la izquierda. Pero el dolor se detiene rapidamente; no era mentira, el tiempo se ha detenido. Si se dice que una persona, antes de morir, ve su vida pasar ante sus ojos, tambien corren los rumores de que los usuarios tenemos la chance de realizar nuestra ultima voluntad. Parece ser cierto.

Primero invoco a la voluntad de mi alma unida y de mi cuerpo despedazado: la cancion sale de mis huesos y de mi carne, una cancion de integridad. Dicen que solo los curanderos pueden ver como carne y hueso se licuan para formar los hilos de la vida, como estos tantean y buscan lo que ha sido perdido y como, al unirse, el cuerpo vuelve a ser uno. Esto es asi porque en todo hay un precio: recuperar la unidad del cuerpo, afecta la salud del alma; no hay quien haya mantenido su cordura tras el dolor que se promete en esto. Sin embargo, en mi ya esta la muerte, soberana del dolor.

Luego, me levanto cuidadosamente y me pongo a trabajar: trazo los simbolos de la destruccion, el sufrimiento y, ahora que los conozco, los de la muerte. Los trazo en la tierra, en el aire, en los arboles, en la ropa. Los pongo en su mente, en su corazon, en su alma. Luego los borro. Esa no es mi voluntad, sino la voluntad del olvido. Mi pacto solo se llevara mi alma. Sin embargo, debo proteger lo que es mio. Dibujo cuidadosamente el simbolo de la muerte tranquila en sus corazones y la del arrepentimiento en sus almas.

Cuando termino, siento como empieza a fluir el tiempo: sale de mi corazon, se mueve por mi cuerpo, sale de mi nariz. Cuando impacta con el primer arbol, las hojas se mueven con el fulgor de la vida. Cuando toca los cuerpos, estos caen a la profundidad de la muerte. Me siento a ver como se van, me fijo como la vida da lugar al olvido. El cuerpo se pone rigido, porque ya no habra mas movimiento. El silencio ocupa a esos cuerpos. Se que pronto entrara en mi, porque el precio debe ser pagado.

Sin embargo, la espera es vana. Aun cuando los cuerpos ya son solo huesos, luego de que el tiempo se llevara al sol y a la nieve, sigo aqui. Me atenaza el miedo de confiar en que se me ha dado el regalo de la vida. Me levanto y noto que hay una barrera alrededor de este lugar: simbolos que impiden el paso, que impiden la magia de otros, que impiden a todos menos al usuario. Me imagino que otros me habran puesto en cautiverio, que han descubierto lo terrible de mi inmortalidad; pero luego veo que son mis propias marcas las que me encierran. Asi que, atravieso el umbral.

La luz del sol choca contra mi, el ruido parece excesivo, el bosque ya no es tal. ¿Donde estoy? No lo se, pero no es importante. Encuentro unas sombras desde las cuales puedo trazar los simbolos del viaje, del hogar: aunque suelen ser necesarios otros simbolos mas -como de la seguridad, de la tranquilidad, del equilibrio, del sigilo- siento que no son necesarias. Y no lo han sido, ya que llego sin dificultades. He notado seres al acecho, pero no se han acercado. Senti su temor. Ahora siento el mio.

Pienso que mi hogar ya no es tal. Mi vida, tampoco. Ni mi poder es el mismo. Solo puedo pensar en algo: ¿ha sido la fuerza de mi voluntad para con mi deber lo que me mantiene vivo? ¿O es que mi vida no ha sido suficiente para saldar la deuda?

¿Cual es el precio a pagar para mantener este equilibrio?

Libro de hechizos: Tierra.

La tierra es sosten. La tierra es estable. La tierra es tranquilidad. Sin embargo, la tierra es energia, movimiento. Llevamos a la tierra dentro: se delata cuando temblamos, esta en el sonido de cada pisada, nos abandona cuando morimos. Nuestra carne esta fijada a la sangre con tierra.
Para usar la tierra solo es necesario el movimiento. Para controlar la tierra se necesita de una mente fluida, que siga el camino que traza el cuerpo. Pero solo puede entender a la tierra quien conozca el equilibrio entre crear y destruir, el equilibrio que da sosten. Ese es el secreto de la tierra.

Libro de hechizos: Tiempo.

El tiempo se piensa y se siente; uno se debe armonizar dentro del triangulo que forma el corazon, la mente y el tiempo, hasta que todos sean uno. Pero hay quienes privilegian una punta sobre la otra: quienes se ayudan de objetos externos, quienes se adentran a los latidos del corazon y quienes cuentan los segundos que pasan. La magia del tiempo es la mas facil y la mas dificil: solo necesita de la unidad del triangulo. El tiempo es para todos, pero esta en cada uno. Son las manecillas, el tic-tac y la arena. El tiempo esta en el corazon y en la mente: es puente entre estos. La clave es entender que un puente es tambien camino, por lo que no solo une, sino que permite ir y venir.

Y a ti te encomiendo no olvidar: el tiempo es movimiento, por lo que solo hay que saber donde poner los pies. Pero aun mas importante es saber que a donde uno vaya, el tiempo lo sigue, porque llegar, quedarse o volver son solo palabras que acarrea el tiempo. Ese es el secreto del tiempo.

Corazon o mano

Con el corazon en mi puño, te puedo decir que yo me lo saque. Arañe mi pecho, escarbe entre pelo, piel y carne, movi huesos y saque esto. Aca palpito yo, esta es la sangre de mi sangre. Todo esta en este puño cerrado. Yo estoy en un puño cerrado.

Por ahi, la luz no entra. Hace calor y los ruidos estan ahogados. Lo unico que se siente es el movimiento, lo unico que nos hace dar cuenta de que estamos vivos.

Y aca tenes mi corazon, pero no mi mano. O podes tener mi mano, pero no mi corazon. Ese soy yo: corazon en mano, corazon o mano.

Catarsis

Creo que hay gente del pasado y gente del futuro.

Yo soy del pasado: me encantan los recuerdos, vivo de eso. Puedo recordar la primera vez que ame, la primera vez que me ilusione, mi primer llanto. Recuerdo los besos que vinieron del sur y los que vinieron del norte. Me acuerdo tu sonrisa de dientes dispares, las señoras gritonas en la cama doble plaza, me acuerdo los viajes, las sorpresas, los autitos chocadores. Llevo conmigo las peleas, llevo conmigo la duda, llevo conmigo lo que fui.
 Recuerdo entender, recuerdo el cariño, recuerdo las duras palabras, recuerdo el adios.

Y si, de vos, tambien de vos, recuerdo el McDonalds, tocarte la mano como si nada, rozar los pies en secreto. Me acuerdo las caminatas, del primer regalo que te hice, de la primera vez que me hiciste llorar. Viene a mi el amor no correspondido, el sentirme insensibilizado, el saber que no sabia nada de vos: “¿Quien es esta persona a la que abrazo?”. No recuerdo a tus amigos, no recuerdo a tu familia, no te recuerdo a vos, solo a tu mascara, la mascara que ame. Si recuerdo haberme partido en dos, haberme equivocado, haber errado. No te pedi perdon, y sigo sin hacerlo. Te lo pediria por mil cosas, pero nunca por haberme partido, por haber caido. Nunca te voy a pedir perdon por jugar tu juego. Si pediria perdon por haberte puesto los hilos como vos lo hiciste, porque yo lo hice a consciencia, yo fui responsable, yo sabia, yo hice. Vos no. O eso quiero creer. Si, eso me gustaria: creer. Creer en que algunas de tus sonrisas fueron ciertas, que tus sueños lo fueron, que tu tristeza fue real. Que no fue todo la mascara, que una parte se quebro y salias por ahi. Me gustaria creer que, en algun punto, el amor fue mutuo. Y a veces no puedo. Solo creo que no creo. Solo se que me enseñaste que las palabras son lo mas engañoso. Solo se que deberia darte las gracias por hacerme esta persona que soy, que sabe que el amor es el beso que contiene al “Te amo”. Y yo te enseñe que el amor no existe. Creo que saliste perdiendo. Y vos sabes y yo se, vos me enseñaste y yo te enseñe, pero ninguno esta. Y yo no quiero tu perdon, vos no queres el mio. Yo solo quiero los recuerdos y querria hacer nuevos recuerdos.


Y ahora me toca vivir el presente y no se como. Si, hay recuerdos: los pochoclos, la fiesta, nuestra primera vez, nuestra segunda primera vez, tu sonrisa, el primer “Te amo”. Y si, van a venir mas y mas recuerdos. Pero el presente esta aca, es hoy. Ya no puedo vivir del atras si estas vos. Ya no puedo culpar a la angustia del ayer. Solo me queda enfrentarme a ella y confiar en vos. Solo quiero que sepas que espero cantemos muchas mas veces juntos, vos en voz baja y yo sin saber la letra; que estar triste es solo otro estado mas del que se puede disfrutar; que “Bip bip” se puede volver muchas otras cosas pero siempre va a llevar el mismo mensaje: “Hola, no me dejes solo en este museo, dame la mano en el silencio”.

El silencio y un beso.

Las palabras estan en el centro. ¿Donde queda eso? Pone ambas manos en tus cachetes, seguia la linea de tu cara, baja y baja, baja hasta que los dedos se unan en la garganta y segui bajando. Llega hasta el punto donde te nace la angustia cuando no entendes nada, la tristeza cuando el mundo se cae, la alegria cuando la vida es pura. Ese es el centro. De ahi salen las palabras, se arrastran por la graganta, suben y suben, escalan y escapan, se vomitan en torrente e inundan cuartos y plazas, pintan los techos, rompen paredes.

Tambien nos inundan el cuerpo, nos pesan en las manos, nos cosquillean los dedos, nos obligan a escribir, nos esclavizan en su azar. Y pueden seguir bajando, pasan a los pies, los mueven, nos bailan, dibujamos signos del olvido en el piso, marcamos el camino del discurso.

Estan en el amor, estan en el sexo, en tu cuerpo desnudo, en tu mirada, tus ojos son palabras secretas, enredadas, espiraladas. Tu alma es una frase que te llena de vida, que intenta escapar por cada poro de tu cuerpo, que se va con cada lagrima. Cada “Te amo” esta plagado de tu alma que intenta salir para entrar en mi; veo las palabras volar a mi como si estuvieran escritas en tinta, veo como dejan su marca en tus labios, como gotean el suelo, como chocan en mi.
Las palabras nos ganan, nos viven, nos matan. Con palabras te prometo la luna del cielo, te prometo mi amor eterno, te prometo mil cambios.

Por eso prefiero una sonrisa y una caricia. En el centro de mi cuerpo. Busca mis cachetes, segui el contorno de mi cara, baja hasta que tus dedos encuentren mi garganta, baja hasta donde la angustia me hace cantar, la tristeza me hace escribir, la felicidad me hace bailar. Dame un beso ahi, sin si quiera una mirada, y acalla todo.

El silencio y un beso, eso es todo lo que pido.